martes, 12 de diciembre de 2017

Para vivir más livianos....

Soltar lo que no nos sirve para vivir más livianos
Quedar enganchados en el pasado nos juega en contra.


En "
Conscientemente" te damos claves para dejar de mirar afuera y hacer foco en lo que importa.
Una vieja historia zen cuenta que, una mañana, dos monjes caminaban por un campo rumbo a una aldea cercana. Al llegar a la orilla de un río, se encontraron con una mujer hermosa que miraba, desconsolada, la fuerza de la corriente.
 No se animaba a cruzar sola. Entonces les pidió ayuda.
Los monjes tenían prohibido tener contacto con mujeres.

Para sorpresa del aprendiz, el maestro 
la cargó sobre sus hombros y se adentró con dificultad en el río. Al llegar al otro lado, la muchacha se alejó corriendo sin decir nada. Ellos continuaron su camino.
Cuando ya estaban cerca de la aldea, el más joven se sentía molesto: "Maestro, no puedo seguir callando lo que pienso. ¿Por qué cargó a esa mujer? Rompió las reglas y, además, ella fue muy desagradecida", dijo.

El más viejo, que hasta ese momento había permanecido en silencio y concentrado en sus pasos, respondió: "
Hace unas horas yo dejé a esa mujer en la orilla; tú, en cambio, todavía la sigues cargando".
Cargamos demasiadas tensiones en los hombros, tenemos demasiada basura en la cabeza.

¿Cuántas veces nuestra mente se queda atrapada en cosas del pasado? ¿Cuántas veces lo que nos dijeron a la mañana en la oficina nos sigue dando vueltas a la noche en la cabeza?


Probablemente, incluso, los que nos lastimaron ya olvidaron sus palabras, pero nosotros seguimos aferrados a ellas, indignados, envenenados.

Seguimos pensando respuestas no dichas, diálogos que no fueron, reacciones que no tuvimos.

¿Y qué nos pasa en el cuerpo? Nos ponemos tensos, nos estresamos y nos llenamos de toxinas. ¿Resolvimos algo?


No, pero parece que no podemos escaparnos de esa telaraña hecha de tiempo y angustia.
No pasa una vez. Pasa mucho más seguido de lo que parece.

A la mente le encanta quedarse enredada en estas situaciones. Cargamos demasiadas tensiones en los hombros, tenemos demasiada basura en la cabeza.
El estrés surge de que no somos conscientes.
No estamos presentes en nuestra propia vida. Y cuando no estamos presentes, cualquiera puede entrar.

Una mente liviana y aguda


Observarnos es una forma de evitar quedar enganchados en el pasado.

Nuestra mente es muy poderosa, pero requiere de atención. Así como no dejamos que la basura se acumule en casa, tenemos que sacar la basura de nuestra mente.

 Y esto es importante: no importa cuánta razón creamos que tenemos. Lo que no nos sirve, tiene que estar afuera.
Según algunas filosofías orientales, la mente es clave para determinar la forma en que interpretamos la realidad y actuamos después. Si la mente está perturbada, nuestra visión de los hechos va a ser confusa y vamos a actuar desde la irritación o el enojo.

Si la mente está calmada y enfocada, nos vamos a desenvolver de una manera más paciente y acorde a cómo son las cosas.
Volver al presente implica estar más enfocados, allí nuestra mente se vuelve liviana y aguda.

Pero, ¿cómo aquietar la mente?


Aquí aparece un problema: la mente no puede controlarse con la mente. La comprensión intelectual no alcanza. Existe, sin embargo, una herramienta muy eficaz: la respiración.

Todos sabemos que necesitamos respirar para vivir, pero esa acción mecánica puede transformarse en un refugio. Inhalando y exhalando conscientemente durante unos minutos, cortamos la cadena de pensamientos y regresamos al presente.

Volver al presente implica estar más enfocados, allí nuestra mente se vuelve liviana y aguda y los problemas adquieren su verdadera dimensión, se vuelven menos pesados.
Lo importante es empezar a darse cuenta y a tomar consciencia.

Nosotros elegimos si seguir con esa mochila que nos hace vivir condicionados o dejar de lado tanta carga innecesaria. fuente

MAS INFO: http://portal11acuario.blogspot.com.ar/

martes, 28 de noviembre de 2017

LA PSICOLOGÍA DE LAS MENTIRAS.

Psicología de la mentira (I): Tipos de mentiras

LOS DOS TIPOS DE MENTIRAS.

Una de las razones de la mentira puede ser querer salvaguardar ante los demás una determinada imagen que pensamos que tienen de nosotros. En este caso, la principal razón para mentir es la vergüenza o intentar evitar el deterioro de la reputación y de la imagen.

Patrick White, «Una mentira, sin embargo, no encierra una cabal malicia cuando se profiere en defensa del honor».
Una parte de todo engaño es la de “formación de impresiones” o “manejo de impresiones“, al proporcionar información dirigida a crear una imagen socialmente adecuada de nosotros mismos.

La mentira cumple no sólo la función de ocultar la verdad
, sino también la de dar impresión favorable ante los otros, dando seguridad y protección, y y evitando la vergüenza pública y valoración negativa de los demás.
hombre y mujeres
Queremos proyectar ser más inteligentes, educados, atractivos, más poderosos o simplemente ricos de lo que en realidad somos. No se salva nadie de la “mentira”.

Existen diferencias de sexo cuando hablamos de la mentira. Los hombres quieren parecer más poderosos, ricos o inteligentes de lo que son, y  las mujeres quieren mostrar más interés por los demás del que tienen realmente.
La ambigüedad es una característica del lenguaje, que no debe considerarse negativa, ya que proporciona matices y riqueza a la comunicación humana.

Además, el lenguaje describe así mejor la realidad y se acerca más a ella, ya que muchos acontecimientos, sociales y privados, como nuestras emociones o los sentimientos que acompañan a un encuentro con una persona querida u odiada, no pueden describirse sin matices.
Edward de Bono, […] la posibilidad, la especulación y la fantasía son elementos de la comunicación humana”
El valor de la comunicación es más lo que sugiere que lo que refiere.

Si tuviéramos que revisar en cada conversación y frases, nuestras comunicaciones serían limitadas y aburridas, mermando nuestra capacidad de comunicación y nuestras posibilidades de interacción.

Queremos despegarnos de la realidad y si algo nos parece interesante, pensamos que debe tener algo de verdad o deseamos que así sea.

Las mentiras se disculpan más a unas personas que a otras.

Una persona puede ser considerada hábil, diplomática, o astuta y verse en ella la mentira como una cualidad positiva.

De algunas profesiones, como ocurre con los políticos, no se espera que digan siempre la verdad o que cumplan sus promesas.

Tampoco extraña en personas que socialmente encubren mentiras para no crear situaciones perjudiciales (indefensión aprendida). No nos debe extrañar que se les perdonen las mentiras o eso parece cuando hablamos de la misma.
Otto von Bismarck: “Cuando quieras engañar al mundo, di la verdad”.
Evelin Sullivan, “en su ensayo sobre la mentira”, nos habla de las condiciones que debe reunir la mentira para ser tolerable.

mentiras

Dentro de la psicología de la mentira para Sullivan pueden tener tolerancia social e incluso aplauso cuando se dan algunas de las siguientes circunstancias:

que sean ingeniosas y divertidas, que sean obra de un embaucador simpático o ingenioso, que no nos sintamos ofendidos por ellas, que sean hasta cierto punto inofensivas o que sus motivos no nos perjudiquen a nosotros en principio.

Existen dos tipos básicos de mentiras:

(1) Ocultación, escondiendo o callando un hecho u opinión.
Las mentiras de ocultación persiguen retener la información intencionadamente. 

La omisión de elementos en la comunicación lleva a una falsa interpretación por parte del destinatario o receptor.


Según la psicología de la mentira, el mentiroso engaña suprimiendo la verdad a través de silencios, descripciones vagas o muy generales, evasión de preguntas, emoción fingida, ira o indignación.

También es ocultación revelar la verdad a medias sin exponer elementos clave de la información que, siendo verdadera, esquiva el asunto, desvía la atención o provoca una interpretación errónea de los hechos.
Ámbar
Admitir la verdad de forma exagerada o errónea también es una forma de ocultación o mentira: “Sí, voy robando a la gente por la calle“.

Otra forma es utilizar términos, frases, expresiones o giros que desvirtúen o atenúen el hecho que se quiere ocultar.

Es una mentira difícil de admitir, es la más corriente y la más ventajosa para el mentiroso, ya que siempre hay una vía de escape.

Si se le descubre puede atribuir lo que dijo a un olvido
, a que no se le preguntó precisamente eso, a que no entendió las palabras que se utilizaron, a que creía que querían saber otra cosa o a que malinterpretó la pregunta…

(2) Falsificación o creación de una historia.
En la psicología de la mentira hablamos de falsificación que consiste en la presentación de información falsa o en la invención de una historia falsa para confundir o engañar.

El mentiroso proporciona datos, detalles o explicaciones como si fueran ciertos. Necesita para ello poseer buena memoria, anticipación y no perder la compostura.

Si la mentira no consigue su objetivo de engañar a los demás debe volver a la falsificación, inventando más cosas, o admitir parte o toda la verdad.
El descubrimiento es inadmisible para los engañados e inaceptable para el mentiroso ya que no tiene escapatoria.
Stop!
Los mentirosos saben cuando pueden usar la mentira de ocultación o la de falsificación (la primera ofrece siempre más vías de escape y la falsificación exige esfuerzo mental).
Construir una historia falsa cuesta siempre más que exponer la realidad.
Su elaboración requiere esfuerzo, debe ser compatible y consistente con los datos que conoce el destinatario.
Para detectarlas se busca, entre otros datos, la congruencia entre los distintos elementos de la información que va proporcionando e indicios del mayor esfuerzo mental que requiere este tipo de mentira.
Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (DRAE), mentir es “decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa”.

Consecuentemente, mentira es la «expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa».

Engañar es «dar a la mentira apariencia de verdad» o «inducir a alguien a tener por cierto lo que no lo es, valiéndose de palabras y de obras aparentes o fingidas».
Para concluir este capítulo si no atenemos a la psicología de la mentira, el mentiroso alberga siempre miedo, fundado o no, a que la verdad se sepa.

Además tiene miedo a ser menos que los demásmiedo a no conseguir un objetivo profesionalmiedo a perder la confianza de los suyosmiedo a que no les quieran o aprecien, miedo a que no les respeten y miedo a perder o a no ganar algo. fuente

Psicología de la mentira (II): Comunicación no verbal del engaño

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Las redes sociales deliberadamente pueden dañar nuestros cerebros..

Mark Zuckerberg (L) y Sean Parker (R). Fotos: Steven Senne / AP, Axios video

Sean Parker, el presidente fundador de Facebook, me brindó una sincera información privilegiada sobre cómo las redes sociales deliberadamente se enganchan y potencialmente pueden dañar nuestros cerebros.

Sé inteligente: la cuenta de Parker de I-was-there ofrece una perspectiva inestimable en el creciente debate sobre el poder y los efectos de las redes sociales, que ahora tienen una escala y un alcance desconocidos en la historia humana.

Está lo suficientemente preocupado como para estar sonando la alarma.


Parker, de 38 años, ahora fundador y presidente del Instituto Parker para inmunoterapia contra el cáncer, habló ayer en un evento Axios en el Centro Nacional de Constitución en Filadelfia, sobre la aceleración de la innovación contra el cáncer.
En la sala verde, Parker mencionó que se ha convertido en "algo así como un objetor de conciencia" en las redes sociales.


Cuando dejó el escenario, dijo en broma que Mark Zuckerberg probablemente bloqueará su cuenta después de leer esto:

"Cuando Facebook se estaba poniendo en marcha, tenía a estas personas que se acercaban a mí y decían: 'No estoy en las redes sociales'.
Y yo diría, 'OK. Ya sabes, lo serás'. Y luego decían: "No, no, no. Valoro mis interacciones en la vida real. Valoro el momento. Valoro la presencia. Valoro la intimidad". Y yo diría, ... 'Te atraparemos eventualmente' ".

"No sé si realmente entendí las consecuencias de lo que estaba diciendo, porque [de] las consecuencias involuntarias de una red cuando crece a mil millones o 2 mil millones de personas y ... literalmente cambia su relación con la sociedad, entre ellos ... 

Probablemente interfiera con la productividad de maneras extrañas. Dios solo sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos ".
"El proceso de pensamiento que se dedicó a la creación de estas aplicaciones, siendo Facebook el primero de ellos, ... se trataba de:

'¿Cómo consumimos tanto tiempo y atención consciente como sea posible?'".

"Y eso significa que tenemos que darle un pequeño golpe de dopamina de vez en cuando, porque a alguien le gustó o comentó una foto o una publicación o lo que sea.

Y eso hará que contribuyas con más contenido, y eso va a ir para obtener ... más me gusta y comentarios ".


"Es un ciclo de retroalimentación de validación social ... exactamente el tipo de cosa que un pirata informático como yo se nos ocurre, porque estás explotando una vulnerabilidad en la psicología humana".

"Los inventores, creadores, soy yo, es Mark [Zuckerberg], es Kevin Systrom en Instagram, es toda esta gente, lo entendió conscientemente. Y lo hicimos de todos modos".

Las redes sociales tienen un alcance que hasta hoy había sido desconocido en la historia de la humanidad, y el cómo nos afecta debe ser un objeto de estudio.

Parker se dice preocupado, ¿y los líderes tecnológicos del mundo lo están? Y peor aún, ¿nosotros lo estamos como usuarios de estas redes? Es algo para analizar. fuente


MAS INFO: http://portal11acuario.blogspot.com/2017/11/no-dejarse-atrapar-por-facebook-razones.html

Ojo! Las páginas famosas de Internet te graban y espían.


Un estudio de tres investigadores de la Universidad de Princeton llegó a la conclusión de que casi 500 de las páginas más vistas de Internet graban todo lo que sus visitantes hacen en ellas.

Estas webs, entre las que se encuentran algunas tan populares como microsoft.com, wordpress.com, adobe.com, godaddy.com, spotify.com, reuters.com, o ryanair.com, graban prácticamente todo aquello que un usuario hace mientras navega por ellas, como desplazarse a una determinada sección, lo que escribe en una caja de texto, las pulsaciones del teclado y los movimientos del mouse.

Y todo, claro, sin que el usuario lo sepa ni reciba ningún aviso de que eso sucede.
Mirá también Se cumplen 30 años de la emisión pirata más misteriosa de la historia de la televisión
Hasta la fecha se sabía que la mayoría de los sitios tenían scripts (códigos de programación) de análisis que registran qué páginas visita un usuario y las búsquedas que lleva a cabo. Pero –según los autores del estudio– últimamente, cada vez más sitios los usan a modo de “repetición de sesión”.

Estos scripts registran las pulsaciones de teclas, los movimientos del mouse y el comportamiento de desplazamiento, junto con todo el contenido de las páginas que visita.

A diferencia de los servicios de análisis típicos que proporcionan estadísticas globales, “estos scripts están destinados a la grabación y reproducción de sesiones de navegación individuales, como si alguien estuviera mirando por encima del hombro”, se dice en el estudio.
Mirá también iPhone X: el celular más caro de Apple fue ensamblado por pasantes

En principio, el propósito declarado de esta práctica incluye recopilar información sobre cómo interactúan los usuarios con los sitios y descubrir páginas con defectos de diseño, que no funcionan o que resultan confusas.

Sin embargo, el alcance de los datos recopilados por estos servicios muchas veces va más allá. Por ejemplo, el texto escrito en los formularios se recopila antes de que el usuario lo envíe. Según los investigadores “no es razonable esperar que esta información se mantenga en el anonimato.

De hecho, algunos de estos scripts permiten vincular explícitamente las grabaciones a la identidad real de un usuario”.
Mirá también Alemania prohíbe los relojes inteligentes para niños por "espionaje"
Y como siempre, este tipo de programas también guardan datos de tarjetas de crédito, información médica y otra información personal, que expone a los usuarios al robo de identidad o fraudes en línea, entre otras amenazas, en el caso de que toda esta información termine en manos ajenas.
Quizás este sea el motivo por el que cada vez hay más gente que proporciona datos falsos –lo que se conoce como dirty data– cuando interactúa con las páginas web de las empresas. Esto es lo que se desprende los últimos estudios realizados por Hocelot, empresa dedicada a la obtención de datos de usuarios al instante.

Según esta compañía, el 60% de los usuarios miente o aporta al menos un dato falso cuando se le solicitan datos personales en internet. Este hecho hace que se calcule que, aproximadamente, el 25% de los datos de usuario que poseen las empresas son falsos.
Los motivos por los que los usuarios falsean los datos tiene varias causas.

En primer lugar, para evitar ser identificado por la empresa y huir del acoso de las campañas en línea. Del mismo modo, los usuarios suelen falsificar de forma parcial algunos datos (edad, localización geográfica, etcétera) con el fin de ser excluidos o incluidos en determinados segmentos.

Por ejemplo, según Hocelot, el 23% de los usuarios asegura que falsea su fecha de nacimiento de forma ocasional. Por último, están los que falsean datos con fines ilegales. Y después, claro, están los errores involuntarios y los que se producen al teclear mal al introducirlos. (Fuente: La Vanguardia)

martes, 17 de octubre de 2017

Un gato nos enseña qué es la felicidad


El método catfulness: 18 enseñanzas de los gatos para vivir mejor

Ellos son grandes maestros viviendo en nuestra casa. 
Derivado del mindfulness, el arte de vivir en el presente, llegan estas sabias enseñanzas de estos animales zen. 

El método catfulness: 18 enseñanzas de los gatos para vivir mejor
Si observáramos mejor a los gatos, sin duda viviríamos en un mundo más sereno.




“He vivido con varios maestros zen… todos eran gatos”. 
“Creo que los gatos son espíritus que han bajado a la tierra”. 
“No hay nada más dulce que la sensación de paz que infunde cuando duerme; nada más vivo que su naturaleza cuando se mueve”. 

Estas son algunas frases que cualquier amante de los gatos podría pronunciar. 

Pero, ¿por qué son tan increíbles estos felinos domesticados (o semi domesticados)? Una respuesta podría ser que ellos se limitan a vivir sin preocupaciones. Los humanos, desde tiempos inmemoriales, los consideran monjes meditativos en miniatura, incluso divinidades.


El método catfulness: 18 enseñanzas de los gatos para vivir mejor
Los gatos algo así como el mindfulness, el arte de vivir conscientemente el presente.

Los gatos nos enseñan otra forma, algo así como el Mindfulness, el arte de vivir conscientemente el presente. 


Ellos comen cuando tienen hambre, beben cuando tienen sed, duermen cuando tienen sueño y sólo viven el presente, instante a instante. Como no tienen que complacer a nadie, salvo a ellos mismos, hacen felices a quienes los rodean

Nosotros, la especie humana, nos creamos un montón de problemas. Nunca paramos. Nuestra principal ocupación es: buscarnos ocupaciones.

No nos permitimos el lujo de hacer una pausa. 
Además, nos cuesta expresar lo que sentimos, queremos expresar una cosa, pero decimos querer otra. 

Hablamos en voz alta, aturdimos al que tenemos enfrente. 
Pasamos nerviosos por la vida, agitados. 
Siempre perseguimos algo más, como si la vida que vivimos no fuera suficiente. 

Si observáramos mejor a los gatos, sin duda viviríamos en un mundo más sereno.


El método catfulness: 18 enseñanzas de los gatos para vivir mejor
Los gatos, para muchas personas, grandes maestros.



Estos consejos nos sumergen en un mundo Catfulness


​1. Quietos y relajados

Si te pasás la vida pensando y haciendo, haciendo y pensando, es como no vivir. ¿Por qué no parás, te relajás y observás lo que te rodea? El mundo sigue girando sin tus angustias y preocupaciones. A la distancia observa, desde el lugar más alto del salón.


2. Todo puede ser un juego

El juego es un experimento continuo, pone a prueba los cinco sentidos y te permite descubrir cosas nuevas sobre vos mismo y el mundo. No te conformes con tus pasatiempos de siempre, tan conocidos. 

Buscá nuevos juegos o transformá en juego tus hábitos. No estás loco, los locos son quienes creen que el juego termina en la edad adulta.


3. Tené paciencia

Los gatos pueden quedarse horas inmóviles frente a la madriguera de un ratón. No existe ningún reloj, ni de pared ni interior cuando está en juego un objetivo tan importante. 

Por eso un maestro sufí, a la pregunta: “¿Quién te enseñó a meditar?”, contestó: “Un gato agazapado frente a la madriguera de un ratón”.


4. No abandones la curiosidad

¿Qué se esconde detrás de un mueble? ¿Qué verás si subís al punto más alto de la casa? No abandones nunca la curiosidad y la vida te seguirá dando, día tras día, sorpresas pequeñas o sensacionales.


5. Sumergite en el verde

Cuando la ansiedad te venza, abandonala. Salí al balcón, cuidá de tus plantas, o da un paseo por el parque. Allí, rodeado de verde, donde la vida sigue los ritmos ancestrales de la naturaleza, donde la hierba crece sola, sin necesidad de que intervengas, vas a encontrar la paz en un instante.


6. Día de descanso

Hoy es domingo: descansá. Borra la palabra “deber” de este día, deja que la mente se vacíe… Y sobre todo no pienses que mañana vuelve a ser lunes. Mañana es mañana, y ahora es ahora.


El método catfulness: 18 enseñanzas de los gatos para vivir mejor. Los gatos hacen pocas actividades, siempre las mismas, y viven muy bien así.


7. No te enamores del ritmo frenético

Quienes tienen la agenda llena, viajan y asisten a mil actos sociales que parecen fascinantes. Pero en realidad el ritmo frenético no es tan interesante. Los gatos hacen pocas actividades, siempre las mismas, y viven muy bien así.


8. ¿Qué es correcto y qué es incorrecto?

En la vida no existen lo “correcto” y lo “incorrecto”, esos son postes para atar burros. Es lo que dice un antiguo proverbio zen. 

No hagas todo como siempre, de forma “correcta”. Los gatos siempre recorren nuevos caminos: suben, pasan por encima del escritorio, a veces se caen.


9. Si querés decir algo, decilo

El silencio puede ser tu peor enemigo. Cuando desees mucho algo, hacé que tu voz se oiga fuerte, aunque puedas herir la sensibilidad de alguien. 

Exteriorizá tus emociones; si no, todo lo que no dijiste quedará en tu interior y te irá devorando lentamente.


10. Cambiá las costumbres

Nada te impide cambiar tus costumbres si así lo deseás. 
¿Por qué vas a dormir siempre en tu cama si en casa hay otros lugares donde tomar una siesta? 
Si huís de las costumbres, vas a descubrir que el único lugar seguro e inmutable es tu interior; no importa donde estés.


11. Levántate y retoma el camino

Podemos caernos, herirnos o decepcionarnos, pero luego nos tenemos que levantar. Y, caída tras caída, aprendemos a esquivar los golpes, a reconocer a distancia los peligros, pero también a no dejarnos vencer y a soportar lo que pueda ocurrir. 

Los gatos tienen siete vidas, y cada vez que renacen son más felices.


12. El miedo es algo pasajero

Las emociones tienen un tiempo limitado. Llegan para iluminar u oscurecer la mente, y tal como llegan, se van. 
Así ocurre con el miedo, la emoción que te protege del peligro. 

Cuando la emergencia pase, no sigas pensando en el peligro ni en los riesgos que corriste. Liberá tu mente y deja espacio a emociones nuevas y positivas.


13. Aprendé a decir que no

No estás obligado a hacer lo que quieren los demás. Aprendé a decir que no. Al principio te va costar, pero después será tu mejor arma para una vida más serena.


14. No busques siempre en otra parte

No creas que las maravillas y los descubrimientos están siempre lejos, en otra parte. Los gatos sueñan con pasarse la vida en lugares que ya conocen: un sofá o la alfombra en la que se liman las uñas. 

Un escritor dijo: el verdadero viaje no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos.


15. Sé tuyo y sólo tuyo

No permitas que los demás te consideren una propiedad suya, o peor aún, una conquista. Dentro tuyo hay una parte pura y profunda que nadie podrá aferrar ni someter. Conservala siempre, aun a riesgo de parecer huraño.


16. Mantené la casa limpia

Tu casa es tu pequeño reino, el lugar donde estar tranquilo. Mantenlo limpio y ordenado y el orden y la limpieza se convertirán en un orden y una limpieza interiores, que te permitirán ver con mayor claridad tus emociones.


17. Dormí la siesta

El ocio es un arte. En un mundo que corre a toda velocidad y se concede pocas pausas, redescubrí el placer de un bostezo o de una breve siesta.


18. Da las gracias

Si sos feliz, agradecelo sin pensarlo. Los gatos dan las gracias con mimos, o dejando un regalo a los pies de la cama. Vos podés hacerlo con una sonrisa, una palabra amable dedicada a quien mejoró tu día. Y cada mañana al despertar, dale las gracias a la vida.


* Basado en el libro “El método Catfulness. Un gato nos enseña qué es la felicidad”, de Paolo Valentino (Editorial Urano).

sábado, 14 de octubre de 2017

La Sana Locura de Comunicarse.




Cuando cursaba el primer año de la carrera de Psicología, fundó La Colifata, la primera radio del mundo transmitida desde un neuropsiquiátrico, el Borda.


La idea surgió por una intuición (la necesidad de tender un puente entre los que estaban internados en el hospital y el "afuera") y, con enorme popularidad, terminó replicándose en varios países, rompiendo estigmas y logrando muy buenos resultados en la reinserción social de los pacientes.

En la semana en que se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, Alfredo Olivera (actualmente radicado en París) conversó con LA NACION sobre esta radio pionera. Hoy, la FM 100.3 es una de las cuatro emisoras sin fines de lucro de la ciudad de Buenos Aires y, a 26 años se su creación, sigue sumando nuevos proyectos.

-¿Por qué te pareció que era tan importante darles voz a quienes no la tenían?

-Como sociedad tenemos una gran dificultad para relacionarnos con ese fenómeno que llamamos "locura". Había que crear algo que tendiera un puente. Tuve plena conciencia del valor comunicacional del espacio de la radio, que habilitaba modos de expresar la vida absolutamente singulares. Y, además, era sumamente rico en cuanto a lo que provocaba en el encuentro con los oyentes.

El proyecto de La Colifata aborda los medios de comunicación para poner en diálogo dos campos de problemáticas específicas: uno es el de la clínica y el padecimiento psíquico; el otro, el de lo social, con la problemática de la estigmatización.

-¿Cómo impacta la radio en la evolución de los pacientes?


-Puede oficiar como escenario de sostén o como hábitat para soportar la existencia en palabras, mediante un trabajo en grupo. A más del 90% se les diagnosticó lo que llamamos psicosis, y la mayoría vive en un estado de vulnerabilidad no sólo psíquica, sino también social, lo que complejiza el problema.

La radio es una gran herramienta de producción de lazos, que nos permitió que muchos integrantes tuvieran amigos que vengan de otros mundos no necesariamente signados por el sufrimiento mental. Ayudó a externar gente y a evitar reinternaciones: menos del 10% anual de las personas que participan del proyecto vuelven a ser hospitalizadas.

-¿Había algún antecedente de este proyecto en el mundo?


-No, y por eso explotó. En 1995 empieza a haber interés de agencias internacionales como Reuters y France Presse, que lo mundializan. Empezó a ser fuente de inspiración para otros proyectos que se nutrieron de la idea y en algunos casos nos llamaron para que los asesoráramos.

Integrantes de La Colifata, en plena transmisión del programa.
Al comienzo, La Colifata surgió como "una radio sin antena": Alfredo grababa a los pacientes del Borda opinando sobre diferentes temáticas y luego eso era transmitido por distintas emisoras que les cedían un espacio. Además, los oyentes podían hacerles preguntas y proponer temas.

El gran salto se dio cuando el programa Buenos Aires, una divina comedia, conducido por Lalo Mir en la Rock and Pop, empezó a compartir el contenido.

-La Colifata nace y sigue creciendo en su vínculo con la comunidad. ¿Se convoca constantemente a los oyentes a participar?


-Sí. Por ejemplo, el estudio externado que tenemos en Villa Ortúzar tiene sentido en la medida en que gente de la comunidad que quiera hacer programas de radio se comunique con nosotros para incorporarse a los grupos de trabajo.

Por otro lado, están los partidos de fútbol de San Lorenzo que La Colifata transmite en vivo, para los cuales nos escriben oyentes que sueñan con relatar un partido de primera división y los colifatos se lo hacen realidad.

Además, estamos invitando a chicos y chicas que estudien Filosofía y quieran sumarse a hacer Colifata filosa, que será un programa de televisión sobre filosofía.


-¿Queda mucho trabajo por hacer en la desestigmatización?


-Por supuesto. La locura y el padecimiento psíquico interpelan lo humano, generan temor porque apelan a aspectos no conocidos de nuestra condición.
Hoy, existen en casi todos los espacios de salud mental talleres de radio. El hecho de que a la palabra de este colectivo se le puedan dar lugares para expresarse y circular es indicador de un cambio; no obstante, seguimos viviendo en una sociedad que tiende a excluir y estigmatizar.


- La Ley Nacional de Salud Mental establece la necesidad de crear dispositivos comunitarios donde, una vez dados de alta de los neuropsiquiátricos, los pacientes puedan continuar con su tratamiento, según sus necesidades, insertos en la sociedad. Esto hoy está muy lejos de cumplirse.
¿Por qué es tan importante que empiece a implementarse cuanto antes?


- Hace cinco años vivo en Francia. Si hay algo que pude comprobar y celebrar, es el hecho de que cuando hay dispositivos de atención inscriptos en la comunidad, y se desarrollan políticas intersectoriales (donde la dimensión de la salud se toca con la de la cultura y la promoción social, entre otras), los resultados son infinitamente mejores.

Cuando existe la posibilidad de una internación de corto tiempo, sumada a la de una de atención ambulatoria en cada barrio, a dispositivos que promuevan la sociabilidad, que tengan en cuenta lo habitacional y que incorporen estrategias de inclusión laboral; los resultados son muchísimo mejores.

Esto no responde a la abundancia de recursos, sino a voluntades y decisiones que son de tipo político principalmente. Porque en términos económicos, desarrollar este tipo de políticas no es necesariamente más costoso, además de que funcionan de manera preventiva y potencian los resultados positivos.

Lo viví y lo sigo viviendo en La Colifata, cuando veo los resultados de espacios que no renuncian ni a la clínica ni a la salud mental, pero que están inscriptos en la comunidad.

En Argentina, La Ley de Salud Mental fue aprobada 2010 y reglamentada, pero no se está aplicando como se debería: eso es un retroceso.


-Se busca que quienes participan de La Colifata tengan una salida laboral. ¿Cómo se logra?


Desde hace 20 años tenemos el "microemprendimiento colifato": la venta de diferentes artículos, hoy merchandising y remeras.

La etapa que sigue se apoya en tres pilares: conseguir anunciantes para la radio en el estudio externado; el programa de televisión; y el desarrollo de La Colifata como una marca al servicio de la inclusión socioeconómica de colectivos en situación de vulnerabilidad.

Tenemos el proyecto de un trailer que acompañe a La Colifata itinerante (que realiza transmisiones desde diferentes espacios públicos), donde se vendan productos que incorporen valores éticos en su cadena de producción.

- Desde hace un tiempo tienen un problema con su frecuencia, la FM 100.3. ¿Qué pasó?

- Sí, se coló en nuestra frecuencia una radio evangelista. Es una radio pirata y no tiene ningún tipo de permiso. Hicimos la denuncia hace unos meses ante el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), pero aún no tuvimos respuesta. Eso nos está perjudicando mucho.
Los proyectos futuros se van a ver muy complicados sino logramos cambiar esa situación.


-¿Por qué La Colifata se volvió tan popular y querida?


-Todo hizo que fuera vivida como un logro de todos. Supimos captar desde el origen el arte de transformar carencia en potencia, dificultad en posibilidad y oportunidad.

Al principio, no teníamos medios técnicos ni apoyo institucional, y así apareció la dimensión creativa que hizo que La Colifata emergiera en distintas radios. Existíamos a partir de un otro solidario que hacía un lugar.

Ya eso era un acto saludable. Siempre remarcamos el hecho de que todos podían hacer algo para cambiar el mundo. La gente no solo sentía que ayudaba, sino que encontraba espacios para canales propios de expresión: por ejemplo, hace unos días un chico de 15 años nos pidió transmitir un partido de San Lorenzo.

Es un reservorio de salud mental colectiva. Exploró territorios de comunicación no convencionales: transforma los núcleos más dolorosos de la existencia en posibilidades de comunicación y de vida. Le hace lugar a todo tipo de ser y sus búsquedas.


Más información

Aquellas personas que quieran colaborar para que La Colifata siga creciendo; así también como los estudiantes de la carrera de filosofía que decidan participar de la Colifata filosa, un programa de televisión sobre filosofía; quienes deseen acercar sus propuestas de programas radiales al estudio externado en Villa Ortúzar (llamar al 011- 4554-4356; o enviar mensajes por WhatsApp al 15-5000-4601); y los que sueñen con relatar un partido de fútbol en primera división, pueden escribir a:
lacolifataorg@gmail.com

fuente

Enfermedades que sufren más las mujeres que los hombres.


Cuáles son las enfermedades que sufren más las mujeres
que los hombres
No solo las afectan a ellas, pero tienen mayor predisposición.

La genética siempre pesa, eso está claro, y más que nada en las enfermedades que podemos contraer o los problemas de salud que podemos llegar a tener durante nuestra vida.

Por ejemplo, los hombres son más propensos a tener enfermedades coronarias.


En el caso de las mujeres, según los expertos, existen diversos males que las afectan más que a los varones. Esto no significa que ellos sean inmunes, pero sí tienen menos chances de llegar a sufrirlas.

Cuáles son?

Cáncer de mama: este tipo de tumores, predomina en las mujeres. De cada 100 casos, solamente uno corresponde a un hombre. En estos casos, es importante conocer los antecedentes familiares.

Esclerosis múltiple: según las estadísticas, las mujeres sufren de esta enfermedad dos o tres veces más que los hombres. Otros males, como el lupus, también las afectan más, pero la razón se desconoce.

Problemas en la tiroides: este es uno de los males que más afecta al sexo femenino, si se lo compara con los varones. Ellas tienen ocho veces más chances de tener problemas con esta glándula.

Migrañas: una de cada cuatro mujeres puede llegar a sufrir de estos dolores al menos una vez durante su vida. El estrés, el mal sueño, y cambios hormonales pueden ser el desencadenante de las migrañas.

Artritis: alrededor del 1 por ciento de la población mundial tiene esta enfermedad. De estas personas, el 85 por ciento pertenecen al sexo femenino. Para tratarse a tiempo, hay que estar atento a cualquier inflamación en las articulaciones.

Intestino irritable: los síntomas femeninos son más severos y responden peor al tratamiento.

La mejor manera de combatirlo es evitar el estrés, por eso, de ser posible, hay que cambiar los hábitos de vida. fuente


MAS INFO: 
http://buenasiembra21.blogspot.com.ar/2017/09/hierbas-y-especias-los-alimentos-mas.html