sábado, 26 de marzo de 2011

MENSAJE DEL COSMOS


“En los planetas de la Confederación del sistema de A** la vida es muy diferente a como se desarrolla en el planeta Tierra. Hace muchos siglos, milenios terrestres, se vivió la etapa que está viviendo la Tierra, en algunos de nuestros mundos se pasó a la etapa de planetización o conciencia planetaria unidad, primero existiendo países como en la Tierra, con sus propias características, puesto que se trataba de respetar la cultura de los pueblos, pero al mismo tiempo iba cobrando fuerza en un mayor número de habitantes de nuestros planetas, la idea de unidad planetaria, esto trajo consigo un gran desarrollo de las comunicaciones entre los diferentes pueblos.

Un gobierno central se estableció, algo semejante a los que tienen en la Tierra como la Organización de las Naciones Unidas, la diferencia es que en ese grupo si se tomaban decisiones fuertes que impactaban al desarrollo de cada pueblo o país, cuando sucedía algo en una región inmediatamente se sabía en los demás, por el desarrollo de las comunicaciones y el deseo altruista de ayudar.

Comprendimos en aquellos tiempos que las naciones no pueden vivir aisladas unas de otras, que lo que le sucede a uno le afecta a los demás, cuando uno sufre, todos sufrimos con él, que cuando una nación prospera, todos progresamos; así las naciones más desarrolladas y más poderosas fueron ayudando a las más débiles, a las menos desarrolladas, al principio por propia conveniencia, más adelante por convicción plena y auténtica de solidaridad, de comprensión y de amor-sabiduría.

Este gobierno central con representantes de todos los países, poco a poco fue tomando más fuerza, a tal grado de poder influir no sólo en el ámbito político de las naciones representadas, sino también en los aspectos económicos, culturales, religiosos y místicos. También hubo divergencias, en las ideas religiosas fue donde más se batalló para conciliar a las personas e instituciones.

Pero gracias a la comunicación con nuestros Maestros y con los visitantes del espacio, quienes se fueron haciendo notar con mayor profundidad y fuerza, los mismos grupos religiosos y sus representantes fueron cediendo, fueron aprendiendo que la verdad no puede estar contenida en un libro, en un dogma o en una creencia particular, que la verdad es tan amplia como el Universo, y ningún individuo, ningún grupo, ninguna civilización tiene el dominio total y completo de esta verdad.

Todo esto costó sufrimiento, sacrificios de misioneros que venían a nuestros mundos a enseñar esta verdad, Maestros que encarnaban entre nosotros y nos enseñaban con la luz que ellos tenían, una luz que la mayoría de la gente no podía asimilar, por su escaso desarrollo o un desarrollo normal.

Todo este proceso duró siglos..., hasta que se pudo estabilizar en cuanto a las ideas; también el problema de la milicia fue muy fuerte, la cuestión económica, los intereses creados de familias o grupos de poder, que no querían ceder a otros o compartir lo que ellos habían conquistado, según ellos con su esfuerzo, sin comprender que todos somos los mismos, porque al dejar el cuerpo físico regresamos a un plano espiritual, luego de un tiempo retornamos al plano material, pero no reencarnamos donde nosotros queremos sino donde nos corresponde por Ley.

Al igual que en la Tierra, que al encarnar el ser forma lo que se conoce como la personalidad que es inconsciente de la verdad, así pasaba en nuestros planetas, por ello muchos seres no entendían el mensaje de los misioneros divinos acerca de cómo vivir en armonía con la voluntad de Dios.

Los grupos de poder con sus dirigentes tarde o temprano desencarnaban y dejaban su lugar a otros, y esos otros venían con una nueva mentalidad, más iluminada y poco a poco, iban apareciendo seres más acordes con el Plan divino, ellos fueron quienes en conjunto transformaron las instituciones, todo ello gracias a la ayuda recibida de los Grandes Maestros del cósmico tanto aquellos que desde el plano espiritual ayudaban a los encarnados, como la colaboración de los misioneros del espacio.

Ahora se repite la historia, lo que vivimos los planetas del sistema de A**, se está viviendo en el planeta Tierra. En A** la humanidad entró en la era espacial y se pudo desplazar a otros planetas para convertirlos en habitación, llevando sus ideas y su civilización a esas nuevas moradas. Es muy probable que esto vaya a suceder en el planeta Tierra.

La Confederación planetaria de A** pertenece a la Vía Láctea, pero hay otras Confederaciones dentro de esta Galaxia y de fuera de la misma, que han pasado por lo que nuestra Confederación pasó, por eso podemos decir que representamos el futuro de la humanidad terrestre, y en cierta forma el planeta Tierra y su humanidad son muy parecidos a nuestro pasado.


Estudiando el comportamiento de la humanidad terrestre y sus procesos que están pasando, es como nosotros recordamos nuestra propia historia. No todo es igual, hay grandes diferencias en los tipos de razas que habitan nuestros mundos, pero a nivel espiritual todas las humanidades formamos una unidad de conciencias, lo que cambia es la forma exterior, los vehículos de manifestación son diferentes, formando diferentes razas en el Universo material, sin embargo se pueden reconocer como hermanos en el espacio y confraternizar con ellos, no sólo a nivel espiritual y telepático sino también a nivel físico.

Hay muchas historias dentro de este planeta, de esta comunicación que ha habido de visitantes del espacio con personas de la Tierra. En la antigüedad se les llamó ángeles, dioses, devas, enviados del cielo, hijos de Dios, tantos nombres según los pueblos y las costumbres de la época.

Investigadores serios en la actualidad han encontrado pruebas imposibles de negar, acerca de seres venidos de otros planetas y de otras dimensiones, que se han acercado con personas o grupos para establecer contacto con ellos, como te decíamos en otros mensajes, muchas veces las experiencias que se registran están incompletas, y el investigador elabora juicios no del todo correctos, por falta de información de lo que se está viviendo.


También las diferentes razas del espacio tienen misiones distintas o intereses propios, no todos los visitantes del espacio tienen el mismo grado de desarrollo y evolución, por lo tanto al estar en contacto físico o telepático con los terrestres, este contacto se manifiesta de manera diferente de acuerdo al tipo de visitantes que llega a ustedes.

Te sugerimos como siempre y a todos aquellos que lean estos escritos, que tengan la mente abierta, sin temores, deben saber que todo el Universo está lleno de Dios, está lleno de la Presencia divina, y esta presencia está dentro de todos los seres, está dentro de cada uno de ustedes, esta Presencia divina cuida de todos sus hijos, de todas sus manifestaciones.

También sugerimos que tengan mente abierta como investigadores, no acepten nada de lo que vean, escuchen, sientan o incluso vivan sin pasarlo por el filtro de su comprensión, de su sensibilidad interior, y si al pasarlo por este filtro ustedes sienten y piensan que es adecuado para ustedes, entonces lo acepten, y si no, lo rechacen, no se trata de imponer ideas a nadie, ni cambiarle sus creencias, se trata de entrar en una nueva era, una nueva etapa de mente abierta, científica, en el sentido de escudriñar todo, utilizar la duda como método para llegar a la verdad, y filosófica en el sentido de tener una apertura no sólo en lo material, sino también en lo mental y en lo espiritual.


Entender que el Universo es físico-mental y espiritual, que hay grandes verdades que deben ser conocidas por ustedes, que hay manifestaciones que no pueden darse a todas las personas, que hay individuos cuya capacidad les permite tener una experiencia en el plano físico, otros cuyas experiencias se dan en el plano mental-telepático.

Es muy difícil que alguien pueda tener experiencias en todos los niveles, pero se dan casos muy especiales. Hay que tener la mente abierta, esa mente investigadora para unir puntos de diferentes experiencias e integrarlo todo. Sería muy bueno que se unieran grupos de investigadores, pueden aprender de los demás si tienen la mente abierta.

Y así tú que lees estos mensajes o escuchas esta grabación, aunque no tengas la experiencia directa, la puedes tener a través de tus hermanos, esta es una manera de crecer, de aprender constantemente y no detenerse en el camino del despertar del ser.


Tú has visto a nivel interior, a nivel psíquico, algunas de nuestras naves, todavía no has tenido la experiencia en el plano físico, pero a nivel interno si has tenido la experiencia muchas veces, y también has podido subir a algunas de nuestras naves en el plano sutil o psíquico, hay personas cuya experiencia la han tenido en el plano material.


Tú recibes mensajes a nivel mental de nosotros, de nuestros misioneros, todavía no eres consciente de ningún contacto a nivel físico. Todo llega a su tiempo y todo está dentro del Plan cósmico universal divino.

Esta experiencia que estás efectuando de establecer esta comunicación a través de grabaciones directas, abre posibilidades para los investigadores serios, equilibrados como eres tú.

Te hemos escogido para que poco a poco, a través de estos contactos, de esta comunicación, tu mente se pueda desbloquear de tu entendimiento humano como encarnado, por medio de esta serie de mensajes que podemos catalogar como extraterrestres, luego vendrán otro tipo de experimentaciones, en otros campos, a su debido tiempo lo sabrás, esto no es sólo para ti, sino para otras personas que les corresponde y les interesa recibir esta información, pero todo llega a su tiempo.


Hasta pronto, tus hermanos de A** a través de R**”.

En estos momentos de silencio estoy en una meditación profunda, sintiendo una elevación, un gozo espiritual, una paz interna, señal de que este contacto es positivo, comienzo a ver algo internamente, no muy claro, un lago y un bosque a lo lejos, un lago tranquilo…Paz y armonía.

Paz a todos los seres.
Del libro: CAMINO A LA MONTAÑA
Autor: Rolando Leal  

No hay comentarios:

Publicar un comentario