domingo, 14 de noviembre de 2010

Un gato con dos caras


Lo encontraron dentro de una bolsa y se llevaron una sorpresa: tenía dos caritas.

Todo ocurrió en la provincia de San Juan. Unos niños encontraron un felino dentro de una bolsa y se sorprendieron al ver que el animal tenía dos narices, cuatro orejas, cuatro ojos y dos hocicos.
Al parecer, los niños de 9 y 11 años de edad, encontraron en una bolsa a tres gatos, uno de ellos era el diferente. Según indicó uno de los menores, la mascota “no podía moverse por su propia cuenta por el peso de su cabeza”.

Roberto Baistrocchi, veterinario, explicó: “científicamente, este tipo de anormalidades se llama teratomas. Son monstruosidades producto de alguna intoxicación con el medio ambiente o el consumo de alguna sustancia tóxica por parte de la madre".

"La primera vez que lo vi no me impresioné, sino que por el contrario, me generó una gran ternura. Sabía que las chances de vida del gato era muy pocas y por eso no quería que Rodrigo se lo quedara. Pero se encariñó muy rápido y por eso tratamos de cuidarlo hasta poder llevarlo al veterinario, pero no nos dio tiempo", contó la madre de uno de los niños.

Lo cierto es que, la suerte del gatito no fue muy buena, ya que sólo vivió 48 horas, por lo que nadie más podrá apreciar este fenómeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario