jueves, 8 de julio de 2010

Cine: La Papisa Juana

 

La cinta "Die Päpstin" (la papisa) fue estrenada recientemente en Alemania. Independientemente de que sea un mito o una realidad, la figura de Johanna von Ingelheim despierta solidaridad y respeto.


La cinta Die Päpstin (la Papisa) se basa en una exitosa novela de la escritora norteamericana Donna Woolfolck Cross publicada en 1996. Esta a su vez se inspira en la leyenda de una mujer que rigió el trono papal por el plazo de dos años. El director alemán Sönke Wortmann lleva a la pantalla esta historia de emancipación. Wortmann conocido por sus películas "Das Wunder von Bern" (El milagro de Berna) y Deutschland ein Sommermärchen (Alemania, un cuento veraniego), quería alejarse definitivamente de las canchas después de sus últimas dos películas dedicadas al fútbol, y la fantástica historia de Johanna von Ingelheim (Juana) fue para él el desafío correcto. Al leer este drama histórico que comienza en un sencillo bosque y termina en la opulenta Roma, le quedó claro que los puntos centrales del film no sólo abarcarían los años que pasó la Papisa en Roma y el Vaticano.  La niñez y juventud de Juana fueron igual de importantes. Para Wortmann el conflicto que vive la protagonista en el filme es muy actual. ”La imagen de la mujer en diferentes sociedades de este planeta sigue siendo tan estrecha como lo fue en aquella época en Europa”, opina el realizador.
Johanna, la emancipada



Bildunterschrift:

La película se rodó en inglés con actores internacionales de la talla de John Goodman (Los Picapiedras, Roseanne) y David Wenham (El señor de los anillos). El papel principal de Johanna von Ingelheim lo interpretó la actriz alemana, Johanna Wokalek.
“Esta muchacha de la Edad Media quería aprender y quería saber. Para lograr su objetivo debió escapar de su padre y cambiar de identidad. Ella se dejó guiar por su voz interna superando todos los obstáculos que se le presentaron en el camino. Me pareció fascinante este papel” cuenta Wokalek.

Wokalek ha sido premiada por sus interpretaciones en reiteradas ocasiones. En el 2006 obtuvo el Adolf Grimme Preis a la mejor actuación. En el 2008 ganó el Bambi, premio muy prestigiado en Alemania, por su interpretación de una terrorista en la producción "Der Baader-Meinhof-Komplex".


Bildunterschrift:
Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift:  


Nada de problemas


Según la productora alemana Constantin Film, el rodaje salió como se planeó y sin mayores complicaciones, sin mencionar que hacía 7 años que el director alemán Volker Schlöndorf trabajaba en la adaptación cinematográfica de la novela de Cross. Schlöndorf conocido mundialmente por su película “El tambor de hojalata” y ganador de un Oscar fue despedido por Constantin Film y reemplazado por Wortmann 6 semanas antes de comenzar el rodaje. Además originalmente estaba programada como actriz para revivir a Juana la alemana Franka Potente, que se retiró a último minuto aduciendo falta de tiempo.


El mito y sus variaciones


La leyenda sobre una mujer que usurpó el papado católico vestida de hombre en una sociedad repulsivamente patriarcal apareció por primera vez a mediados del siglo XIII. Según diversos relatos Juana nació en el 822 en Ingelheim am Rhein, cerca de Maguncia (Mainz), en Alemania. Por ser hija de un monje tuvo la oportunidad de estudiar, aunque estaba prohibido en aquel entonces para las mujeres. Como la carrera eclesiástica era la única que ofrecía estudios sólidos y sabiendo que de mujer no llegaría lejos, entró en la religión como monje bajo el nombre de Juan el Inglés o Johannes Anglicus. Más tarde, viajó por distintos monasterios de Europa y se relacionó con las figuras más influyentes del momento. En el 848 Juana se muda a Roma y obtiene un puesto de docente. Debido a su erudición y a sus buenas relaciones con los cardenales fue presentada al Papa León IV convirtiéndose de inmediato en su secretario.

El director Wortmann y la actriz Wokalek.

Bildunterschrift:
El director Wortmann y la actriz Wokalek.


En el 855 cuando muere el León IV, Juana se convierte en su sucesora bajo el nombre de Juan VIII o Benedicto III. No obstante después de dos años queda embarazada del embajador Lamberto de Sajonia y da a luz a un niño durante una procesión cerca del Coliseo romano. Según los relatos después de dar a luz fue apedreada por una muchedumbre enfurecida, otras fuentes sostienen que falleció a causa del parto y fue enterrada en el mismo lugar del deceso y otras más afirman que en el lugar del nacimiento fue enterrada junto a su hijo, asesinado de inmediato por los sacerdotes, y que sobre su tumba levantaron más tarde una pequeña capilla con una estatua de mármol donde aparecía la Papisa con traje de sacerdote y cargando un bebé.

No hay pruebas contundentes de la existencia de la Papisa. Lamentablemente la mayoría de los historiadores ven el hecho como una leyenda. Volker Leppin, teólogo evangélico alemán y profesor de historia de la Universidad de Jena afirma que el relato de la Papisa Juana es una leyenda y dictamina que para la Papisa Juana hay en la historia menos espacio que en la fantasía.
Autor: Pamela Schulz
Editor: Claudia Herrera Pahl

http://www.dw-world.de/dw/article/0,,4896034,00.html

http://www.youtube.com/watch?v=_pIPkCpWys4&feature=PlayList&p=29C67466B85772C7&playnext_from=PL&index=0&playnext=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario